CONÓCENOS

SOBRE MI  

Mamá de un niño llamado Rodrigo y de una bebé llamada Catalina, abogada de carrera y gestora de grandes cuentas en mi última profesión, llegué a Guatemala, tierra de la eterna primavera, hace cinco años con mi marido. Enseguida nos enamoramos del país, de su gente, sus paisajes, su cultura e historia… Empezamos a viajar y a intentar conocer cada rincón de este maravilloso país. Una de las cosas que más me fascinó en cada viaje fue la ropa que usaban las mujeres en cada uno de los pueblecitos que recorrimos. Cada vestido era diferente y lleno de color. Descubrimos que eran ellas las que los tejían a mano - su huipil (blusa) y su corte (falda) - y que, además, los llenaban de figuras que transmitían sus creencias mayas. ¡Todo aquello me parecía mágico y único! Empecé a investigar y aprender sobre el significado de sus símbolos y sobre la procedencia de cada huipil, lo que me llevó a decidir que debía enseñar al mundo toda esa cultura de alguna forma. Ese día nació My Nawal.

129731361125229474164335874619698477948351o

SOBRE MY NAWAL

My Nawal nace de la intención de transformar todas estas cosas bonitas hechas a mano por mujeres y hombres indígenas en bolsos únicos, diferentes, modernos, con cierto aire boho y bohemio... Nace de las ganas de dar a conocer esos tejidos y enamorar al mundo con ellos. Nace de la ilusión de poder ayudar de alguna manera a la gente de este país para mejorar su calidad de vida, enseñándoles a producir nuevos y originales productos conservando sus tradiciones y costumbres, e incrementando al mismo tiempo sus ingresos.

¿Por qué My Nawal? Uno de los huipiles que me conquistó al llegar a Guatemala fue el del pueblo de Nahualá, en el departamento de Sololá. Tras investigar sobre los mismos, descubrí que el nombre del pueblo provenía del término “nahual” o “nawal” que, dentro de la cosmovisión maya, significa el espíritu que acompaña a un individuo desde que nace. Normalmente se manifiesta en forma de animal y su función principal es protegerlo para llevar a cabo su misión en la tierra. Todos tenemos un “nawal” dependiendo del día que hayamos nacido y el mío es el Colibrí. Qué interesante, ¿verdad? Pues si quieres averiguar el tuyo, pincha el siguiente enlace.

Descubre tu Nawal


CÓMO FABRICAMOS NUESTROS BOLSOS

Los talleres de My Nawal se encuentran ubicados en Guatemala, donde trabajamos con diversos artesanos que se encargan de sacar nuestros diseños adelante. Me gustaría contaros el proceso de producción de nuestros bolsos para que podáis conocer de primera mano este mundo mágico que rodea a los huipiles, los artesanos y el amor por lo hecho a mano.

Confección del huipil

Todos nuestros bolsos están hechos con textiles tejidos a mano por mujeres indígenas de distintos pueblos. En la mayoría de ellos son huipiles, que son las blusas que usan las mujeres, pero también utilizamos cortes (faldas), fajas (cintas que se usan para sujetar sus cortes), pompones que usan para adornar las cintas que llevan en la cabeza, alfombras tejidas a mano, palma… Cada día vamos incorporando nuevos materiales y poniendo a prueba a los artesanos con los que colaboramos para crear piezas únicas. Esto es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo, descubrir, crear e inventar en equipo. Ver como aquello que al principio nos parecía muy difícil termina convirtiéndose en algo sencillo.

Los huipiles se confeccionan en telar de cintura. Se teje en tres partes que luego se cosen para formar el huipil completo. La confección de cada huipil puede llevar hasta tres meses de elaborado trabajo. En cada huipil se pueden apreciar símbolos y figuras que reflejan leyendas y creencias ancestrales de los pueblos mayas.

1295765911246418608897631192548497056851594o

Seleccionamos de manera individual cada huipil para cada piel y diseño

Seleccionamos los huipiles que más nos gustan y los adaptamos a cada diseño. Al mismo tiempo decidimos qué tipo de piel realza mejor sus colores y figuras. Así, cada bolso es exclusivo, siendo difícil que podamos producir dos piezas iguales. Por eso, si ves uno que te gusta, ¡Cómpralo! ¡Es un consejo!

Trabajamos con diversas cooperativas de mujeres, formando y mejorando su calidad de vida.

Pompones, fajas, alfombras, mostacilla… Nos encanta descubrir las habilidades de los artesanos y ayudarles en el desarrollo de nuevas formas de trabajar, pero, sobre todo, lo que más nos gusta es generar trabajo para que ellos y sus familias puedan tener una mejor calidad de vida.

Guatemala es un país con un alto índice de pobreza. Cada día queremos involucrarnos más en formar y dar trabajo a los más necesitados. No va a ser una tarea fácil, pero es una de las metas más importantes que tiene My Nawal.

No podemos olvidar el trabajo de los magos del cuero

Una vez tenemos todos los materiales (huipiles, pieles, cortes, fajas, complementos, etc.) los llevamos al taller para su transformación final. Ellos son los artesanos del cuero, los grandes protagonistas al final de esta cadena artesanal. Me encanta ver como lo que era solo una idea se transforma siempre en algo mucho mejor de lo que yo había imaginado.

¿Y DESPUÉS…?

La mayoría de nuestros bolsos son exportados a Europa, almacenándose en España para su venta y distribución. Tenemos pedidos de numerosos países, así que no dudes en consultarnos sobre las posibilidades de envío si te gustan nuestros bolsos.

Si eres de Guatemala o alrededores, y estás interesada en adquirir un bolso, por favor, ponte en contacto con nosotros, ya que siempre mantenemos un stock permanente y tenemos puntos de venta.

Estés donde estés si eres una tienda y te gustaría vender My Nawal, por favor, contacta con nosotros. ¡Seguro que encontramos la manera de colaborar!

1432992012214181745454642230597481842503333n

GRACIAS

No quiero terminar sin dejar de dar gracias a Guatemala por enseñarme una forma diferente de vivir, de ver las cosas. Por darme la oportunidad de iniciar un negocio y ser feliz con lo que hago. Me siento plenamente afortunada por estar viviendo esta aventura personal.

Gracias a todos los que me apoyaron y siguen haciéndolo día a día. Familia, amigos, artesanos… A los que confiaron en el proyecto desde el inicio y siguen haciéndolo hoy con la misma ilusión.

Con cariño.

Patricia